Header image
 

El logototipo que identifica a la entidad es una flor de loto abierta, símbolo del renacer a una vida nueva tanto en el Antiguo Egipto como en el Oriente Medio y Cercano. Encierra jeroglíficos con la salutación brindada al faraón (de derecha a izquierda): "anj, djed, was" sobre un cesto neb, que puede traducirse como: "(le sean dados) toda la vida, toda la estabilidad y todo el dominio".

 
 
 

Asociaciones

 

Hacia 1958 Enrique J. Piñero (h.) (1924-1997) creó la primera asociación civil destinada a divulgar la cultura faraónica en nuestro país: el Instituto de Egiptología de la Argentina, que el 22 de octubre de 1964 obtuvo su Personería Jurídica. Contribuyó a sensibilizar a la opinión pública sobre la Campaña de Salvamento de los monumentos de Nubia, auspiciada por UNESCO, y durante muchos años organizó cursos, conferencias y audiovisuales relativos al Antiguo Egipto, formando además una importante biblioteca especializada. Tuvo su sede en Av. Roque Sáenz Peña 615 y más tarde en México 625, de Buenos Aires.

Prof. Enrique J. Piñero (h.)

En julio de 1965 organizó la primera Exposición Documental de Arte Egipcio de nuestro país, en las Salas Nacionales de Exposición del entonces Ministerio de Educación y Justicia, donde se expusieron 35 piezas originales y calcos cedidos por coleccionistas particulares y reproducciones de naves faraónicas. (Ver apartado "Exposiciones")

Realizó asimismo muestras de fotografías y calcos egipcios en distintas ciudades del interior del país, como La Plata, Capitán Sarmiento y Pergamino (Prov. de Buenos Aires) y Trelew (Prov. del Chubut), complementadas con audiovisuales y disertaciones sobre la cultura faraónica.

En 1971 Piñero se desvinculó del IEA, creando posteriormente el Centro Americano de Egiptología.

Concretando un anhelo de larga data, en 1974 el IEA inició la publicación de la primera revista argentina de Egiptología: Aegyptus Antiquus, editando el volumen 2 en 1977. A pesar de que ese mismo año debió abandonar su sede, continuó durante algún tiempo organizando cursos y ciclos de conferencias.

A comienzos de 1978 algunos miembros del IEA crearon el Centro de Investigaciones Egiptológicas de Buenos Aires (CIEBA), dirigido por Jorge Roberto Ogdon, que continuó la edición de Aegyptus Antiquus: Volumen 3 fasc. 1 (1978), Vol. 3 fasc. 2 (1982), Vol. 4 (1983) y finalmente el Vol. 5 (1984), a partir del cual se modificó el título original, que pasó a ser Aegyptus Antiqua respetando la concordancia femenina del sustantivo latino.

El CIEBA organizó tres exposiciones arqueológicas: en 1982 en el Museo Nacional de Arte Oriental, en 1985 en el Instituto Superior del Profesorado San Agustín, y en 1987 en el Museo Municipal de Arte Español Enrique Larreta. (Ver apartado "Exposiciones")

Miembros del IEA, el CAE y el CIEBA se contaban entre quienes en 1989 crearon el Centro de Estudios del Egipto y del Mediterráneo Oriental (CEEMO), que al objetivo de estudio y divulgación de la cultura faraónica agrega el interés por otras civilizaciones antiguas del Cercano Oriente y el Africa nororiental. Integran sus filas docentes de distintas universidades locales, estudiantes e investigadores, y aficionados que con seriedad se acercan al estudio de estas culturas.

El Centro pretende cubrir un espacio intermedio entre los niveles académicos, limitados a los alumnos universitarios, y el público en general, con frecuencia carente de fuentes confiables en su búsqueda de información científica. Los asociados tienen derecho a consultar la biblioteca, que reúne 1.250 volúmenes e importantes colecciones de publicaciones especializadas y de divulgación. Se busca proporcionar a los estudiosos informaciones actualizadas y fidedignas sobre hallazgos arqueológicos e investigaciones, promover el intercambio de conocimientos y posibilitar la publicación de monografías.

El CEEMO retomó la publicación de la revista Aegyptus Antiqua, desde su volumen 6.

 

Anterior

Home